Tecnología: La revolución digital tiende puentes al futuro sin dinamitar el presente

La tecnología en los colegios es una realidad, seguramente inimaginable décadas antes, cuando apenas los centros educativos disponían de muy contados equipos de cómputo. En la actualidad, los millennials no pueden concebir un mundo sin dispositivos electrónicos y, mucho menos, sin Internet. Por eso, se hace imprescindible esta herramienta en el sistema educativo, para motivar a los estudiantes y facilitar su aprendizaje.

¿Qué recursos tecnológicos encontramos en los colegios?

La educación española se suma a la tecnología para intentar colocarse entre los países más avanzados. Por eso es normal que encuentres actualmente en las aulas de tus hijos tablets, pizarras digitales, ordenadores portátiles e, incluso, teléfonos móviles.

Cada vez es menos extraño observar a nuestros hijos mandando sus trabajos mediante la nube o contactando con su clase mediante Internet, a través del mundo virtual. Y es que la tecnología ya forma parte de nuestra sociedad, hasta el punto de que muchos de nosotros no sabríamos vivir sin ella, debido a todos los beneficios que hallamos.

Las ventajas de tus hijos con respecto a la tecnología y la educación son muchas. Se puede destacar:

– La facilidad de muchos programas informáticos, que facilitan la realización de trabajos y la edición de los mismos, como Office 365, que ayuda al grupo que conforma la clase poder comunicarse vía virtual, mediante Microsoft Teams. También Google Classroom da esa oportunidad, convirtiéndose ambos en una realidad dentro de la educación española.

– Está comprobado que los dispositivos electrónicos ejercen una mayor motivación sobre los millennials, por eso, multitud de colegios apuestan cada vez más por libros electrónicos en sus bibliotecas, incentivando así la lectura de los más jóvenes, sin que tenga que renunciar a la tecnología.

– También, Internet ha supuesto una gran facilidad para los jóvenes con una discapacidad física, porque les permite poder seguir con su educación desde el hogar, en caso de que muestren dificultad para desplazarse a un colegio.

– Los alumnos que tienen dificultad con el aprendizaje consiguen una mayor atención mediante el uso de la tecnología.

– Da la oportunidad de que cada alumno aprenda a su ritmo, sintiéndose menos presionado que si estuviese en una clase física. Así, mientras unos pueden avanzar más rápidamente, otros conseguirán dedicar al estudio el tiempo que precisen y en las horas del día que mejor les convengan.

– Al estar en contacto con la tecnología, los alumnos aprenden fácilmente su manejo, pudiéndose adaptar mejor a los cambios que nos depara el futuro.

Por otro lado, no hay que olvidar que los aparatos tecnológicos o el Internet no pueden ser sustitutivos de la labor docente. La enseñanza pedagógica que proporciona un maestro es algo que una máquina no puede lograr. En este caso, debemos ver la tecnología como una herramienta muy útil para enseñar. Pero es imprescindible un educador que dirija esa enseñanza, como hace el maestro o el profesor.

¿Por qué se hace tan necesaria la tecnología en los centros educativos?

La tecnología está teniendo mucha mayor presencia en los colegios privados, aunque poco a poco se va implementando en las instituciones educativas públicas. Hay casos, aunque muy escasos, de algunas regiones de nuestro país que cuentan con una excelente cobertura en sus colegios públicos, equiparándose a los privados.

Ya has visto como todas las empresas cuentan con equipos informáticos, siendo imprescindible el manejo de Internet para promocionar un negocio en la actualidad. Esto ya está en la consciencia del sistema educativo, por eso la necesidad de inculcar a los menores una enseñanza mediante el uso de la tecnología.

La informática es un área que se hace imprescindible en todos los ámbitos. Por eso, inculcar a los estudiantes su uso logrará que puedan acceder con más facilidad al mundo laboral. Ellos mismos están comprobando como su maestro o profesor utiliza las TIC para explicar la lección.

Los programas informáticos son una perfecta herramienta de aprendizaje y difusión que pueden usar los alumnos no solo para aprender, sino para perfeccionarse en esta materia, con vistas al mundo laboral que les espera, el cual requiere de esta competencia.

Además, hay que tener en cuenta que las tecnologías en los centros educativos también sirven para inculcar valores a los estudiantes:

– Mediante las tecnologías es más sencillo que los alumnos puedan acercarse a otras culturas e interactuar con ellas.

– Las redes sociales han logrado que se estrechen más las diferencias culturales, consiguiendo amistades prolíferas en distintos continentes, a kilómetros de distancia. A mayor conocimiento de otros pueblos, menor posibilidad de darse racismo o actitudes xenófobas.

– La actitud crítica de los jóvenes aumenta, consiguiendo que quieran investigar más por su cuenta las cosas, al mismo tiempo que adquieren un sentimiento de justicia, beneficioso para hacerse bondadosos con el prójimo.

– Mediante la tecnología y la interacción con otros alumnos, los estudiantes ganan en autoestima, consiguiendo de esta manera marcarse cada vez metas más altas.

Las tecnologías en los colegios están acompañadas de beneficios para tus hijos. No solo se motivarán más a la hora de estudiar, sino que les servirán para lograr mayores éxitos futuros.